Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2019 7:21:00 AM

Botero: de 'amenazado' a 'atornillado', en cuestión de nueve horas

Aunque la oposición le exigió la renuncia, el ministro de Defensa recibió el respaldo de la mayoría de bancadas de la Cámara. Conservadores y liberales, La U y Cambio Radical y, lógicamente, el uribismo espantaron la moción de censura.

Moción de censura: el ministro Botero recibe apoyo mayoritario en la Cámara El ministro de Defensa Guillermo Botero salí avante de la moción de censura en su contra Foto: Diana Rey Melo

A las 2:30 de la tarde, cuando Guillermo Botero llegó al recinto de la Cámara de Representantes, arropado por todo el Estado Mayor conjunto de las Fuerzas Militares, parecía que al ministro de Defensa le quedarían pocas horas en el gabinete del presidente Iván Duque. Pero nueve horas después, al filo de la medianoche, poco faltó para que al funcionario lo sacaran en hombros de la plenaria. Aunque la oposición le exigió su renuncia, la mayoría de representantes salió a su rescate y lo defendió públicamente. “En vez de cuestionarlo deberíamos darle una felicitación”, dijo César Lorduy, representante de una de las bancadas independientes, Cambio Radical, que se sumaron a la del Centro Democrático para atornillar en su cargo al jefe de la cartera de Defensa.

La moción de censura había sido citada por 23 representantes a la Cámara, en su mayoría de la oposición, a los que se sumaron el liberal Juan Carlos Losada y Jhon Jairo Cárdenas del Partido de la U. Los citantes fueron los primeros en intervenir y expusieron las razones por las que consideraban que Botero no era digno para comandar las Fuerzas Armadas.

Le puede interesar: "Nunca se ofrecieron recompensas a integrantes de las fuerzas armadas y menos por dar bajas”: Uribe

Botero fue señalado de permitir, por sus directrices, la violación de los derechos humanos en las Fuerzas Armadas, de mentirle al país y de encubrimiento en el caso del asesinato del exguerrillero Dimar Torres en el Catatumbo, de estigmatizar la protesta social y a los líderes sociales, y hasta de corrupción y conflictos de interés por dirigir el Ministerio de Defensa cuando es accionista de una empresa de seguridad privada.

El primero de los citantes en intervenir fue el representante Mauricio Toro (Alianza Verde) quien calificó a Botero de no ser idóneo para el cargo ni estar a la altura de las Fuerzas Militares. “Permitamos al país tener un ministro que conozca los temas de seguridad, que conozca cómo funcionan las Fuerzas Armadas, que sepa lo que es la preservación de los derechos humanos y que conozca qué es la protesta social”.

La oposición insistió en que este no era un debate contra las Fuerzas Militares. La representante Katherine Miranda (Alianza Verde) aclaró que solo el 1 por ciento del Ejército está investigado por violaciones de derechos humanos pero que esos hechos le han causado daño a la legitimidad de las Fuerzas Militares. Aseguró que las políticas y directrices impartidas desde el Ministerio de Defensa están volviendo a la época del “desprestigio” de los falsos positivos, por eso consideró que hay un incumplimiento de las funciones por parte del ministro. “Hoy 130 desmovilizados de las Farc han sido asesinados (…) Con Guillermo Botero vamos a repetir el genocidio de la Unión Patriótica”.

En ese sentido, la representante Juanita Goebertus (Alianza Verde) consideró que las políticas que ha adoptado el ministro Botero están asociadas a violación de derechos humanos. “Un ejército está para proteger a la población pero su objetivo no es matar gente. No podemos permitir la política que ha adoptado el ministro”.

Puede ver: “Con Guillermo Botero vamos a repetir el genocidio de la Unión Patriótica”, Katherine Miranda

Al pedir la moción de censura contra el ministro Botero, Goebertus manifestó que el ministro está incumpliendo con dos de sus funciones constitucionales como la de garantizar la protección y promoción de los derechos humanos. “Las políticas del ministro no están para prevenir y reprimir graves violaciones”.

Enumeró seis políticas específicas que en su criterio ponen en grave riesgo los derechos humanos: Negar la existencia del conflicto, lanzamiento de operaciones militares con un grado de certeza del 60 o el 70 por ciento y no exigir la perfección, cuestionar el número de días sin combatir, la proyección de resultados, aplicar la directiva privilegiar desmovilizaciones, capturas y  bajas cuando la obligación es evaluar resultados en cuanto a prevenciones, y mantener a seis generales con investigaciones por falsos positivos.

El representante Luis Alberto Albán (Marcos Calarcá) del partido Farc señaló que “Hay unas directrices que son públicas que nos marcan a nosotros el temor de volver a cosas que creíamos superadas”, en referencia a las órdenes reveladas por ‘The New York Times¡, difundidas dentro del Ejército. Estas pedían el aumento de las bajas en combate, y fueron interpretadas por varios altos oficiales como presiones indebidas que podrían derivar en falsos positivos. “Tenemos capítulos en el acuerdo de paz  previstos para evitar que después de la firma se dieran los hechos que se están dando, la cantidad de muertos como el caso del compañero Dimar Torres. Está claramente demostrado que la fuerza pública participó y es la responsable del asesinato. Necesitamos que el ministro de Defensa responda ¿Por qué han asesinado a más de 130 de nuestros compañeros y a centenares de líderes y lideresas sociales?”.

Sobre el asesinato de Dimar Torres, el representante liberal Juan Carlos Losada recordó que el ministro lo había reseñado como un forcejeo, un hecho de legítima defensa y que habían acordonado el lugar para preservar las pruebas cuando sucedió lo contrario: “¿Hay una ruptura en la línea de mando que lo hacen mentirle al país o si esa mentira fue deliberada señor ministro? Es muy difícil creerle después de estas mentiras. Por eso le pedimos a usted que renuncia o al Congreso que apruebe esta moción de censura. En boca del mentiroso lo cierto siempre se hace dudoso”.

El representante Germán Navas Talero (Polo) recogió el contenido de la columna de María Jimena Duzán en la última edición de la revista SEMANA en la que se refiere a los conflictos de interés de Botero por dirigir la cartera de Defensa cuando también aparece en la junta directiva de una empresa de seguridad privada.

“El señor Néstor Humberto Martínez también tenía conflictos de intereses  e hizo todo lo posible para retirarse buscando una excusa puerca. Ministro no siga el ejemplo, reconozca su falta diga la embarré  y váyase. Es de hombres reconocer sus errores. Pongamos la cara pidamos excusas y demos un paso al costado”, dijo Navas.

Las respuestas de Botero

Durante casi una hora el ministro Botero respondió a las acusaciones. Lo habían señalado de encubrimiento y corrupción y por eso pidió a la oposición que le presentaran sentencias ejecutoriadas para hacer esas afirmaciones.

Sobre su condición de accionista de una empresa de seguridad privada dijo que desde que llegó al Gobierno entregó una relación completa de sus bienes y presentó el impedimento para apartarse del nombramiento de la superintendencia de vigilancia. “No he escondido nada. Es de público conocimiento”. También dijo que esa sociedad no ha contratado con el Estado y que desde el 7 de agosto que se posesionó  comenzó a liquidarla.

Dijo que privilegia la protesta social por encima de todo, y que cuando se le señaló de estar en contra de estas, se malinterpretaron sus palabras sobre las normas que regulan la movilización social.

Sobre el caso del excombatiente Dimar Torres señaló que es un crimen execrable y que así lo ha señalado desde el primer día, crimen por el cual tienen que responder ante la justicia ordinaria el excabo Daniel Gómez que fue inmediatamente retirado del servicio, lo mismo que un coronel que fue vinculado llamado a calificar servicios y retirado de la institución.

“A las pocas horas solo había dos opciones: callar o informar a la opinión pública lo que yo conocía. Como era consciente de la gravedad de lo que había ocurrido decidí que lo responsable era entregar al conocimiento de los medios la versión que se me había suministrado. Nada de lo dicho hasta ahora es inmodificable es posible que hacia el futuro vayan apareciendo nuevos elementos”, señaló. “No se puede decir en ningún momento que yo fui un encubridor”, agregó.

Respecto a las directrices impartidas por el Ministerio de Defensa, Botero aseguró que la política de seguridad se basa en el respeto a los derechos humanos y que eso no se ha modificado. “Los objetivos son privilegiar como resultados las desmovilizaciones sobre las capturas y estas sobre las muertes en combate”.

En ese sentido, aseguró que cualquier miembro de su cartera que actúe por fuera de la ley lo hace a nombre propio porque su política se basa “en la defensa de la legalidad”. Por ello, afirmó que la fuerza pública colombiana está formada en la protección y promoción de los derechos humanos y en el marco del Derecho Internacional Humanitario (DIH). “Los combates pasaron de 101 a 227, y el número de muertes era de 67 por ciento y ahora es de 63 por ciento. Los niveles de muertos han disminuido de manera significativa”, expuso.

Botero también señaló que entre enero y mayo, el 96,8 por ciento de los resultados han sido desmovilizaciones y capturas. Y el 3,2 por ciento, bajas en combate. Aseguró que han aumentado los combates, y disminuido las muertes. Con esos números, desestimó que se estén produciendo falsos positivos.

Finalmente, Botero se centró en mencionar que en los diez meses de su mandato han erradicado 61.000 hectáreas de coca y hay 340 municipios en los que no se ha presentado “un solo caso de homicidio”.

Respaldo

La principal defensa del ministro Botero vino por cuenta de la bancada del Centro Democrático que se concentró en desvirtuar las denuncias de ‘The New York Times‘ y reconocer los resultados operativos de las Fuerzas Militares.

“En este debate insulso hay una ofensiva contra las Fuerzas Militares" dijo el uribista Álvaro Hernán Prada que aseguró que las denuncias del prestigioso diario norteamericano hacen parte de una estrategia para que la izquierda radical llegue a la presidencia de Colombia.

Además del uribismo, Botero recibió el respaldo de la bancada del Partido Liberal. El representante Víctor Ortiz dijo que Botero ha cumplido con la Constitución y la ley.

La vocera de Cambio Radical, Ángela Sánchez, le anunció a la plenaria que su partido no encuentra motivos para votar afirmativamente la moción de censura. También los voceros del Partido de la U manifestaron su respaldo al ministro.

“El Partido Conservador se siente orgulloso de las Fuerzas Militares y de su ministro de Defensa, este partido lo respeta y lo apoya y cree en usted para que siga comandando las Fuerzas Armadas”, dijo el representante Ape Cuello.

Aunque la oposición se declaró insatisfecha de las respuestas del ministro de Defensa en el debate admitió que las mayorías de la Cámara de Representantes terminarán por atornillar al ministro en su cargo. “Le van a poner la cruz de Boyacá y lo van a sacar en hombros”, expresó Jorge Gómez del Polo Democrático.

El ministro Botero agradeció a quienes les manifestaron su respaldo y dijo que había demostrado que en el país no hay una política que exija muertes en combate. “Se demostró con cifras que se privilegian las presentaciones voluntarias y las capturas. También quedó demostrado que antes había un muerto cada 1,6 combates y ahora uno cada 3,3 combates”.

Botero que parecía amenazado por la moción de censura recibió el respaldo de la bancada de gobierno y de los independientes,  circunstancia que lo convertirá en el segundo ministro del actual gobierno, después de Alberto Carrasquilla, en superar el intento de la oposición de apartarlo de su cargo. El próximo jueves, cuando se vote la moción, quedará ratificado. 

EDICIÓN 1946

PORTADA

El último día de Luis Carlos Galán Sarmiento

Gloria Pachón de Galán, la periodista que compartió su vida con el prócer inmolado, acaba de lanzar "18 de agosto" , un libro de memorias en el que narra pormenores de su experiencia a su lado. SEMANA publica el capítulo crucial.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.